Cómo elegir un asesor financiero

La decisión de elegir un Asesor Financiero es importante y muy personal, especialmente porque, si la elección es la adecuada, se convertirá en una relación larga y duradera.

El Asesor es un profesional financiero con certificación financiera acreditada anualmente y experiencia suficiente que te ayudará de manera real y objetiva a desarrollar una estrategia de inversión, donde se analizarán circunstancias pasadas, presentes y futuras, teniendo en cuenta tu situación familiar y profesional, tu edad, tu patrimonio disponible, tu fiscalidad, tu aversión al riesgo y así descubrir cuáles son tus necesidades financieras.

El asesor puede ofrecer dos modalidades de asesoramiento; Asesoramiento NO Independiente (Coste IMPLÍCITO) y Asesoramiento Independiente (Coste EXPLÍCITO).

1.- El asesoramiento NO independiente, los honorarios del asesor no suponen ningún otro gasto a mayores para ti, pero está claro que nadie trabaja gratis. En realidad, aunque no lo supieras hasta ahora, siempre has estado pagando por el asesoramiento cuando ibas a la oficina de tu banco. Todos lo productos financieros tienen unos costes fijos o variables aunque te digan lo contrario.

En este tipo de asesoramiento la entidad simplemente cobra retrocesiones de terceros,  y comparte un porcentaje de éstos gastos con el asesor.

2.- El asesoramiento independiente, cada asesor cobrará tarifas diferentes según acuerde con su cliente. Puede ser un honorario fijo por servicio o bien una comisión variable. En cualquier caso deberá informarte de las tarifas que va aplicar y tú aceptarlas.

Tanto en el Asesoramiento Independiente como el Asesoramiento NO Independientemente, el asesor debe ser un profesional cualificado, y actuará con imparcialidad a la hora de realizar su trabajo evitando el conflicto de interés.

Como verás contratar productos financieros a través de un Asesor Financiero puede resultar muy rentable para ti. Solo tienes que decidir qué tipo de asesoramiento deseas recibir.

En cualquier caso, desde el año 2019  gracias a las exigencias de la normativa Mifid II, tu entidad deberá informarte de los costes que te han aplicado durante el año anterior, es decir deberán decirte el dinero que han ganado contigo.

(+info)

Un Asesor actúa como un médico cabecera: conoce su cliente y le receta lo que mejor se adapta a su naturaleza. El buen Asesor Financiero, no solo te mostrará dónde y cómo invertir, sino que  además te enseñará a tener pleno conocimiento de tus objetivos financieros, planificando estrategias de ahorro e inversión que te ayudarán a tomar decisiones para conseguirlos.

Los productos de inversión y la operativa de los mercados son cada vez más complejos y requieren atención y seguimiento constantes, por lo que podría ser conveniente recurrir a la orientación de un profesional experimentado.

Contar con la experiencia y conocimientos de un asesor financiero profesional te proporcionará:

  • Mayor tranquilidad: Contarás con un experto que velará por tus intereses y proporcionará mayor seguridad y control sobre tus finanzas. Tendrás la tranquilidad en saber que alguien más cuida por el bienestar de tu dinero, realizando un seguimiento continuo, informándote de la situación financiera en cada momento.
  • Rentabilidad: Te ayudará a poner a trabajar tu dinero aprovechando las mejores oportunidades que ofrecen los mercados financieros, tanto a la hora de preservarlo como para buscarle la mayor rentabilidad financiero fiscal.
  • Más tiempo libre: Tener un profesional de confianza a tu lado resulta esencial para liberarte de las tareas de entender cada producto financiero o analizar las implicaciones fiscales que conlleva cada operación. Además, te explicará los trámites para la contratación de cada producto.
  • Cumplir objetivos: Te ayudará a organizar tus inversiones, planificar tus ahorros, preparar tu jubilación, ahorrar para los estudios de tus hijos, te enseñará cómo actuar ante una herencia o donación. Además, te orientará en cómo pagar menos impuestos, todo ello con el único objetivo de conseguir tu libertad financiera.
  • Seguridad: El Asesor colabora con Entidades Financieras y Aseguradoras que cumplen todos los requisitos legales exigidos por el Banco de España, La Comisión Nacional del Mercado de valores, DGSP y otros organismos oficiales.
  • Minimizar riesgos:  Mediante la ayuda del Asesor podrás elaborar una cartera globalmente diversificada a través de Entidades solventes. Es la clave fundamental para reducir el riesgo y proteger tu patrimonio.

Todas las transacciones se realizarán directamente entre tu actual cuenta bancaria y la entidad bancaria o aseguradora con la que colabore el asesor para la custodia de tu patrimonio, de modo que tu dinero siempre estará a tu nombre, y quedará dentro de un circulo financiero seguro y certificado.

El asesor velará sobre el proceso de principio a fin, y coordinara la gestión de tus inversiones, pero nunca tendrá acceso directo a tu dinero ya que, solo tú, eres titular de los diferentes activos propuestos.

Tu dinero está respaldado por diferentes fondos de garantía del Estado para otorgarte cobertura frente a determinados eventos de mercado, como podría ser una crisis en el sector bancario o asegurador, que afecte la solvencia de las entidades depositarias con las que colabora el Asesor.

  • La cuenta corriente y de valores posee la garantía del Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) de hasta 100.000 euros por titular.
  • Las entidades están adheridas al Fondo de Garantía de Inversiones (FOGAIN)
  • El Fondo de Compensación de Seguros, el consorcio, otorga cobertura en caso de insolvencia de una Aseguradora.

En el caso de que el asesor cesara su actividad, tus fondos o cualquier otro activo financiero contratado no se verían afectados, porque tu dinero está depositado y custodiado a tu nombre, a través de entidades financieras o aseguradoras legalmente establecidas en España, bajo la supervisión y control de la CNMV y DGSFP. Podrías retirar tu dinero en cualquier momento.

Recuerda que la función del asesor es orientar y asesorar al cliente en materia financiera, las decisiones de ahorro e inversión las toma el cliente.

Como cliente deberás adoptar un papel activo a la hora de definir las estrategias de ahorro e inversión que mejor te convenga.

Para lograrlo, es necesario que ambos, asesor y cliente, planifiquen juntos una estrategia de medio-largo plazo, con objetivos definidos y un horizonte temporal, pero ajustado siempre a la realidad de cada ahorrador.

Contar con la ayuda de un asesor no debe ser sinónimo de desentendernos del tema y cederle al profesional toda la responsabilidad, sino todo lo contrario. Es tu capital el que se está gestionando, debes entender y decidir en cada propuesta, y pedirle que resuelva todas tus dudas.

En España la figura del asesor financiero se regula por la Ley del Mercado de Valores y la Directiva sobre Mercados de Instrumentos Financieros.

El nuevo marco legal obliga al Asesor a acreditar una formación continua en el ámbito de asesoramiento en materia de inversión y conocimientos financieros.  Los títulos y certificaciones están recogidos por la C.N.M.V, en la Guía Técnica 4/2017 en virtud del artículo 25, apart. 1 de MiFID II, de acuerdo con el artículo 25, apart. 9 de la misma Directiva.

El Asesor te orientará sobre los productos financieros más adecuados para ti, según tus características personales y tu perfil de riesgo de inversor. No está condicionado por las exigencias de una entidad financiera. Recuerda que la decisión final sobre que hacer con tu dinero es tuya, solo tú decides donde y como colocar tus ahorros.

  • Te ayudará a identificar y a plantear tus necesidades financieras.
  • Te ayudará a planificar estrategias de ahorro e inversión para que puedas alcanzarlas.
  • Te orientará sobre los productos más adecuados para ti.
  • Responderá a tus dudas financieras.
  • Modulará el riesgo que puedes asumir.
  • Velará para que tus inversiones estén diversificadas.
  • Optimizará los costes y comisiones que pagas a Entidades Financieras y Aseguradoras.
  • Te informará sobre productos inadecuados a tu perfil de riesgo.
  • Te ayudará a gestionar las emociones cuando el mercado se ponga en contra.
  • Te guiará en la planificación de tu jubilación.
  • Monitorizará de forma periódica la evolución de tu plan.
  • Buscará la vía fiscal más eficiente para que pagues lo justo.

… Recuerda una vez más que la decisión final sobre tu dinero, solo depende de tí.

Si estás interesado por alguno de nuestros servicios o necesitas mayor información, no dudes en contactarnos: Pinchando aquí.

Quien tiene un buen asesor,

                                                                                                                        tiene un tesoro.